jueves, 5 de febrero de 2009


Ella lo mira con a m o r, él la desnuda en la habitación, le ve de a poco toda la piel, & la acaricia por primera vez. & la locura de la ciudad no se deja de escuchar, él teme lastimarla & ella no puede esperar más. Primero suelta un botón, mientras él muere de pasión. Ella lo hace muy bien deja su mano descender por su pecho hasta llegar a donde hay M I EL. Va a ser mejort olvidarse de odo esta vez, va a ser mejor volver a casa después. En el reloj cu-cú sólo son las seis, adiós bebé, parece que fue ayer. El chino nunca perdió el control, no conocía el verdadero amor. Todos tenemos una debilidad en el pantalón. ♥ ♥ ♥ ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario