jueves, 14 de mayo de 2009

Finalmente me "recupere" de mi enfermedad; en realidad, sigo con una toz increìble y mocos para todo el paìs, pero no tengo màs fiebre ni dolor de garganta.
Hoy fui al colegio, para no acumular màs faltas y ademàs porque tenìa que dar el exàmen de matemàtica que me tendrìa que tendrìa que haber hecho el lunes (debido a la enfermedad no lo hice) pero resulta que la Srta profesora decidiò que me la va a tomar el lunes, cosa que detestè ya que creo que en realidad fue el exàmen ese por lo que fui hoy al cole. Igual re extrañba a mi curso ♥, a los chicos/as de tercero, al colegio en sì. Sì estoy enfermìsima de la cabeza, pero yo AMO a mi colegio, me contuvo tantas veces, me vio felìz, triste, llorè, cantè, reì, me mandè mis cagadas, conocì a muchos de mis amigos, todo entre esas paredes de un color horrible pero igualmente hermosas. Buà, el colegio no es el tema de conversación justamente.
En estos tres dìas de mi enfermedad pude disfrutar de varias cosas:
1)Dormir en la cama de mis viejos.Me hice la bolupis y me acostè en la de ellos a disfrutar de la notebook de papá, el colchón con resortes y la calefacción.
2)Estar todo el dìa tirada mirando el techo un rato, otro rato boludeando en la compu, leyendo, haciendo alguna que otra cosa escolar, todo dependiendo de mis ganas.
3) Aproveche este tiempo libre para leer lo que me habìa quedado en stand by debido a toda esta rutina que me està ataladrando la capocha. Realmente lo disfrutè. También estuve husmeando (¿se escribe así?) ciertos blogs interesantes.
El martes vino mi mejor amigo a verme, muy tierno de su parte realmente. Me levantò muchìsimo el humor. Me contó lo que hizo el sàbado y creo que me casi me descotillo de la risa. Aunque no suelen salir impulsos malos de mi persona, cuando salen son realmente crueles: ese estallido de risa fue muy de malvada, pero al fin y al cabo se lo buscò (no estoy hablando de mi mejor amigo, pero no quiero dar muchos detalles al respecto, uno nunca sabe hasta donde llega la curiosidad de cierta gente).
Entrò una chica nueva al curso, parece macanuda. Hablè poco con ella, una conversaciòn no muy normal como:
-Ella (hablando sobre la marihuana con Juliana, otra compañera que estaba sentada atrás mío en la hora de matemática): Porque yo nunca probè porque..."ble ble ble ble"
-Yo (bien confite, pero para darle una càlida bienvenida a esta muchachita de poca estatura): Lo mejor de la marihuana es el olor. (Posta que sì, más adelante quizás cuente lo que flashió un amigo, nononno, genial)
-Ella: Maaal, es genial.
Y bueno y asì surgieron las tìpicas preguntas de: ¿Por què te cambiaste? ¿Y te gusta la gente de acà? y ble ble ble. Macanuda la mujercita.
En fin, mi hermana tiene que hacer no se que verga con la compu, asì que luego seguirè relatando mi agitada vida a aquellas escazas personas interesadas en mi dìa a dìa.

Un beso, tomà: MUÀ!

No hay comentarios:

Publicar un comentario