jueves, 11 de junio de 2009

Caretas.

Si hay algo que te detesto en la vida después de la mentira es la gente careta. Me fastidia completamente, es algo que no voy a soportar nunca. Osea, no digo que aquella persona a la que no te bancas la trates mal o al re bardees para que lo sepa pero no vayas y saludes con la mejor cara o cuando ves a esa persona le saltas ensima con un "Hola hermosa ¿cómo estás?, que lindo ésto que tenés, aquello ble ble ble..." y te dás media vuelta y entrás a bardear todo eso que alagaste. Osea, si lo conocés, saluda con respeto pero tampoco digas algo que no es por no ofender o por caer bien o por lo que carajo sea. Les juro que me enferma, me ENFERMA, me EN-FER-¡MA!
Pero así es el mundo en el que vivimos, un mundo de mentiras en el que casi nada es lo que podemos ver. Donde casi todo es una gran farsa para que creamos otra cosa. No tiene sentido alguno creer que alguien le caes bien cuando no es asì. No sirvo para comprenderte mundo terricola, no sirvo.

Adiós mundo cruel
(¿por què se mataba? jà)

No hay comentarios:

Publicar un comentario