sábado, 5 de septiembre de 2009


Ese hermoso presente salvaje y nada más.
Debo decir que no hay Docotra como la mía, sin duda alguna. Hoy fui al mediodía, a las doce exactamente, me revisó y me dijo: "Podés ir al recital, pero no te canses demasiado y no podés hacer gimnasia por 15 días". Sabía muy bien que solo fui para que me dejara ir a ver a Massacre mañana. Si hubiese sido de otra forma, no me movía.

Me causo gracia una cosa que me dijo: "Bueno, tenés que seguir tomando el antibiotico hasta que se termine la tabletita, seguí con el PAF y no fumes cigarrillos, ni de los comunes ni de los otros." Me reí demasiado, fue como: ¿Qué carajo le pasaba?, la más chiflada. En fin, la amo; si no fuera con ella, no estaría viva (posta, cuando era chiquita estuve a una hora de morirme) y no estaría yendo a ver a Massacre mañana.




3 comentarios:

  1. duigbis fue genial ayer (R) ahah un beso corazona!

    ResponderEliminar
  2. Wow, mira vos la historia de la doc. Beso enorme a vos srita. Espero que la hayas pasado bomba :) Besote

    ResponderEliminar